image

  • Chanel y sus camelias
  • 24/06/2014

Ninguna flor se identifica tan claramente con una firma de alta costura como la camelia con Chanel. Una simbiosis que ha servido de inspiración no solo a sus colecciones de moda y joyas, como la última y espectacular Camélia Galbé, sino también a sus exquisitos tratamientos de belleza. Hydra Beauty Nutrition Crème y Hydra Beauty Nutrition Baume Lèvres son los mejores ejemplos.

En su creación se ha tenido muy en cuenta esa peculiar flor, de aroma intenso y delicado, que va a contracorriente, floreciendo en invierno, y que refleja mejor que cualquier otro elemento –con el permiso de las perlas– el espíritu de Chanel.

Hydra Beauty Nutrition Crème (70 €) es un tratamiento asombroso, de una textura superagradable, muy fundente, con la que notas al instante que la piel se nutre sin que quede sobre ella ni una pizca de grasa. Esa es una de sus grandes bazas, el poder de hidratación y de absorción; la otra, que mejora la luminosidad del rostro casi de manera inmediata. Está muy conseguida esa sensación aterciopelada que deja en la piel, muy parecida a la que se siente al tocar el pétalo de una camelia, flor que ha servido de activo para esta increíble fórmula.

¿El complemento perfecto? Hydra Beauty Nutrition Baume Lèvres (38,50 €), al que se le queda corto el apelativo de bálsamo protector de labios. Es mucho más que eso: es un tratamiento con un poderoso efecto reparador. Y es que toda la línea Hydra Beauty ha sido diseñada para crear una barrera de autodefensa con la que combatir el estrés fisiológico y ambiental, perfecta para los cambios de estación y las variaciones climáticas, con un poder de hidratación intenso. Así que este, recién comenzado el verano, es un buen momento para probar sus efectos maravillosos.

Got something to say?